Dentro del trabajo que se realiza en el centro de recursos e investigación Antibullying, hemos fortalecido el estudio de la influencia que tiene  la comunicación familiar en el abordaje del acoso escolar. Por ello, hoy compartimos con ustedes dos expresiones a evitar para fortalecer la prevención de situaciones que afecten la convivencia en la escuela.

“No te metas en los problemas de otros”

“Mis papás me dicen que no me meta en los problemas de otros. Que mientras no me afecte a mí el otro verá que hace”.  

Comunicar este tipo de mensajes, incentiva la indiferencia de nuestros hijos ante situaciones que afectan la convivencia y disminuye considerablemente las posibilidad de desarrollar habilidades tan importantes como la empatía y la solidaridad.  Es fundamental transmitir mensajes que fomenten el acercamiento entre niños/adolescentes y adultos cuando se observe una injusticia, un maltrato o un tipo de violencia, promoviendo la iniciativa de ayudar al compañero que está siendo víctima de acoso para que pueda recibir un acompañamiento y poner fin a ello.

Muchos de los programas de prevención en las escuelas se enfocan en que los niños y jóvenes asuman un rol de testigo solidario, es decir que no se limiten a observar de manera pasiva sino que comuniquen a un adulto de los ataques en caso de presenciarlos, esto favorece la disminución de las agresiones. Los testigos solidarios en situaciones de bullying pueden convertirse en un gran recurso de apoyo a la víctima y esto resta poder al Bullying.

“Los amigos no existen”

En el artículo titulado ¿Cómo ayudo a mi hijo a defenderse?[i] El autor Ignacia Larraín expresa la importancia de incentivar a los niños y jóvenes a hacer amigos como una de las principales formas de protección natural. La mayoría de los niños que tienen estos vínculos promueven la confianza hacia los demás, la inclusión y el trabajo cooperativo. Por el contrario, reforzar la idea de que los amigos no existen, les transfiere la percepción de que el mundo es hostil y que los otros representan desconfianza y poca lealtad.

Cuando le dices a tu hijo que los amigos no existen y que al colegio sólo se va a estudiar, estás cerrando posibilidades de que socialice y aprenda a través de sus propias experiencias, porque hablas desde tus juicios y tu forma de ver y percibir el mundo. Recuerda que es importante que tus palabras y acciones promuevan  habilidades de cooperación, solidaridad y respeto en lugar de discriminación y aislamiento.

Si tu hijo o alguien de tu familia está siendo víctima de bullying te invitamos a contactarnos a través de nuestras redes sociales en Facebook e Instagram como ACPAE o escribirnos tu inquietud al correo electrónico acpaeasociacion@gmail.com

 

[i] Fuente: Larraín Ignacia, 2014. Guía para padres

Autor: Francy Yovana Velandia Castrillón.

Psicóloga, Presidenta Asociación Colombiana para la prevención del Acoso Escolar ACPAE

Abrir chat
1
Hola 😄
¿Quieres información de manera personalizada?